A pesar de que más de 500 mil personas han sido diagnosticadas con Lupus en Estados Unidos, la enfermedad, su diagnóstico y su cura continúan siendo un problema para los científicos y las farmacéuticas. Solo en este país, la U.S. Food & Drugs calcula que durante este año más de 24 mil personas serán diagnosticadas con lupus. Sin embargo existe esperanza: con los tratamientos que se han desarrollado en los últimos años ya es posible tener una buena calidad de vida, y los ensayos clínicos ayudan a que poco a poco se comprenda más la enfermedad.

¿Qué es el lupus?

Es una enfermedad autoinmune. El propio sistema inmunitario ataca a las células y tejidos sanos por error. Esta enfermedad puede dañar seriamente articulaciones, piel, corazón, pulmones, vaso, riñones y cerebro. Hay varios tipos: lupus eritematoso sistémico, discoide, cutáneo subagudo, inducido por medicamentos e incluso neonatal.

Síntomas del lupus

Habrá que indicar, antes de enumerar los síntomas, que en la mayoría de los casos de lupus sus síntomas aparecen más como “brotes”, es decir, tienden a aparecer y desaparecer, y esta característica es lo que hace muy difícil el diagnóstico de la enfermedad y su tipología.

El lupus aparece tres veces más en mujeres afroamericanas, y también es común en mujeres de ascendencia hispana, asiática e indígena americana. Los brotes más comunes son dolor e hinchazón en las articulaciones, dolor muscular, fiebre sin causa conocida, erupciones rojas en la piel en forma de mariposa, dolor de pecho de forma profunda, pérdida de cabello, dedos de pies y manos pálidos o de color púrpura y una repentina sensibilidad al sol. Si estos síntomas forman parte de sus dolencias, es hora de visitar a un doctor.

Tratamientos y cura para el lupus

Aunque todavía no se encuentra una cura, la medicina y los laboratorios médicos trabajan exhaustivamente en descubrir nuevos y mejores tratamientos que ayuden a que ningún órgano sea dañado por el lupus. En esta área son los estudios clínicos los que han ayudado mucho, pues gracias a sus protocolos la industria farmacéutica puede comprobar la eficacia (y seguridad) de sus avances científicos.

Si sufre usted de lupus, se recomienda inscribirse en uno de estos protocolos, pues justo allí se ofrece atención médica especializada, tratamientos y exámenes sin costo alguno.