De nombre tan largo como sus molestias. La Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica CUCI, por sus siglas, es considerada una enfermedad poco común. Los especialistas aseguran que quizás son muchos más los pacientes que sufren este mal de los que se cuentan en las estadísticas, y que esto se debe a los pocos estudios y métodos de diagnóstico que existen. Para ser diagnosticado con Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica, es preciso pasar por muchos exámenes y consultar a especialistas en esta área.

Síntomas y causas

Como su nombre lo indica, la Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica es una enfermedad inflamatoria del colon, el intestino grueso, y los que la sufren suelen sentir aflojamiento progresivo de excremento, muchas veces con sangre y dolor abdominal intenso, para después, sufrir incluso de lesiones en la piel y dolor en articulaciones.

Las causas de este tipo de colitis todavía no se conocen, pero muchos estudios indican que en este mal están involucrados genes, algunas variaciones en el sistema inmunológico, infecciones bacterianas y otros elementos del medio ambiente. Lo que sí se sabe es que, lamentablemente, la mayoría de los pacientes son jóvenes (menores de 30 años).

Diagnóstico y tratamientos

Aún con los síntomas regulares y algunos estudios previos, resulta muy difícil diagnosticar Colitis Ulcerosa Crónica Inespecífica. Es necesario someterse a varios análisis y, sobre todo, acudir con un especialista, pues muchas veces se puede confundir el diagnóstico con otro tipo de colitis o incluso con infecciones estomacales graves. Una de las maneras más acertadas para encontrar a médicos dedicados este mal es por medio de protocolos clínicos, pues justo allí los especialistas tienen muchas más herramientas de análisis para lograr un diagnóstico y un tratamiento acertados.

 

Por otra parte, y aunque se considera la cirugía (extirpación de colon) para este mal, los estudios indican que cada vez es más fácil que los pacientes de CUCI lleven una vida normal y plena con una dieta especial (sin lácteos y bajos en fibras). Además de medicinas que logran controlar eficazmente los síntomas. Para encontrar medicamentos, incluso aquellos aún en investigación, y una dieta personalizada, también la participación en un protocolo clínico puede ayudar.