Síntomas de Coronavirus.

 

En los casos más comunes se han encontrado síntomas diferentes que varían entre dolores de cabeza muy agudos, tos, estados de confusión, fiebre, dificultad para respirar, coloración azul en los labios y/o cara. Pueden presentar todos los síntomas o algunos en particular.

Al COVID-19 le toma alrededor de 14 días después de estar en expuesto al virus para desarrollarse, pero el paciente mientras tanto puede infectar a más personas en este transcurso de tiempo, las personas que tienen un sistema inmune débil son más propensas a desarrollar enfermedades más complicadas como neumonía o bronquitis.

Es posible también que no se desarrolle ningún síntoma al ser contagiado con el virus, es por esta razón que es muy importante que visite a un médico para ser diagnosticado correctamente.

¿Cómo afecta el Coronavirus a tu cuerpo?

 

El COVID-19 se transmite por el contacto con algunos fluidos como gotas de saliva de la tos o estornudos. Tocar objetos o superficies que una persona infectada ha tocado anteriormente y posteriormente tocar la boca, nariz u ojos.

 

En la etapa de incubación, el virus ingresa a través de las células que recubren la garganta, vías respiratorias y pulmones y los convierte en una “fábrica de coronavirus” que produce más virus que a su vez afectan a más células. Durante esta etapa no se experimenta ningún síntoma y algunas personas no los muestran durante la enfermedad. Usualmente pasan 5 días en aparecer los primeros síntomas después del contagio.

 

¿Cómo se diagnostica el Coronavirus?

Si has viajado a cualquier área con propagación comunitaria de COVID-19, o si has estado en contacto con una persona diagnosticada con el virus, debes de visitar a un médico. Existen diversos factores que influyen en el proceso de tu diagnóstico uno de ellos es tu ubicación, debes de ser examinado por tu clínica más cercana para determinar si las pruebas son apropiadas y están disponibles. 

 

El médico dependiendo del estado del paciente decidirá si este es considerado de alto o bajo riesgo por lo que el tratamiento puede ser llevado a cabo en un hospital o en casa del paciente tomando medidas de precaución sanitaria.