El cáncer de vejiga en México es la decimoquinta de las causas de muerte y representa al menos el 2% de todos los cánceres detectados en el país. Este tipo de cáncer ocurre en las personas de edad avanzada; alrededor de 9 de 10 personas con cáncer de vejiga tienen más de 55 años de edad, pero todos podemos ayudar a que se detecte a tiempo y que más pacientes reciban el mejor tratamiento disponible. La Sociedad Americana contra el Cáncer dice, por ejemplo, que la edad promedio para su diagnóstico es de 73 años.

La Secretaría de Salud de México afirma que el cáncer de vejiga es el cuarto cáncer más común en el hombre y es tres veces más frecuente en el sexo masculino. Y si bien los riesgos de padecer este cáncer aumentan con la edad, hay factores de riesgo que están en nuestras manos cambiar.

 

Factores de riesgo del cáncer de vejiga

 

Para la Sociedad Americana contra el Cáncer estos son los principales factores de riesgo para el cáncer de vejiga. Poner atención en ellos ayudará a su prevención:

  • Tabaquismo: Fumar de manera habitual causa alrededor de la mitad de todos los cánceres de vejiga, tanto en hombres como mujeres.
  • Exposición laboral: Ciertas sustancias industriales se vinculan con el cáncer de vejiga. Los productos químicos usados en la industria de los colorantes, tales como la bendicina y la betanaftilamina, pueden causar cáncer de vejiga. Los trabajadores de otras industrias que han sido vinculados con altos índices de este tipo de cáncer son los fabricantes de llantas, cuero, textiles y pinturas.
  • Arsénico en el agua: La contaminación del agua potable con arsénico ha sido asociada con un mayor riesgo e incidencia de cáncer de vejiga, tanto en hombres como mujeres, en algunas partes del mundo. La probalidad de exponerse al arsénico depende del lugar donde viva.
  • No beber suficiente agua: Mantener una buena hidratación es sinónimo de un sistema urinario sano que evacúa la vejiga de potenciales químicos dañinos. Las personas que beben muchos líquidos, especialmente agua, todos los días, tienen tazas más bajas de cáncer de vejiga.

 

cáncer de vejiga-1

 

El ensayo clínico como opción contra el cáncer de vejiga

 

Debido a la avanzada edad en la que se presenta este tipo de cáncer y sus etapas, más un tardío diagnóstico, junto sus síntomas, los médicos se encontraron primero con una limitada cantidad de tratamientos para los pacientes. Pero gracias a los ensayos clínicos se han encontrado más soluciones que permiten tanto una detección más temprana como un mejor tratamiento.

De acuerdo a la Sociedad Americana contra el Cáncer, “la mayoría de los expertos está de acuerdo en que se debe considerar tratamiento en un estudio clínico para cualquier tipo o etapa de cáncer de vejiga. De esta manera las personas pueden recibir el mejor tratamiento disponible y también pueden obtener los nuevos tratamientos que se cree incluso sean mejores”.

Reportaje: Marco Antonio Islas para CidVID Investigación Biomédica

Imagen: cortesía